Vía Coaching - Coaching personal y de negocios (833) 215-2625 / 044 (833) 175-7371

contacto@viacoaching.com.mx

28 octubre 2013

Comentarios:

0
 octubre 28, 2013
 0
176642758

Una de las herramientas más importantes que nos pueden ayudar a alcanzar el éxito personal y financiero, definitivamente es la visualización positiva de nuestro futuro. No solo tiene un importante impacto en nuestro enfoque, sino en nuestra actitud y bienestar en general. Por supuesto que de nada sirve una visualización de nuestro futuro si no lo aterrizamos en acciones concretas en nuestro presente, pero definitivamente es ocioso dar pasos si no sabemos a dónde vamos. He aquí una metodología muy sencilla para hacer una planeación y visualización de nuestro futuro:

Empieza por contestar a las siguientes preguntas:

¿Qué quiero hacer?

¿Qué quiero ser?

¿Qué quiero tener?

¿Qué quiero ver?

¿A dónde quiero ir?

¿Qué quiero compartir?

Escribe respuestas concretas, una gran cantidad de ellas, no las medites mucho, simplemente permite que las ideas vayan fluyendo, debes terminar con una lista lo más amplia posible, tal vez 30 o 40 ideas.

Una vez que tengas esta lista, escribe a un lado de cada respuesta uno de los siguientes números: 1, 3, 5, 10; esto en función del tiempo que consideras te llevará concretar cada una de estas metas: un año, tres años, cinco años o 10 años.

Una vez que termines, vuelve a revisar las proyecciones de tiempo que hiciste, intenta balancear, es decir, si pusiste muchas de 1 año y prácticamente ninguna de 3 años, trata de repartir algunas de ellas colocándolas en 3 o 5 años. Y así con el resto, ajusta y mueve hasta que la distribución sea lo más equilibrada posible.

Agrúpalas, regístrelas y guárdalas en un lugar donde puedas consultarlas periódicamente. Date el tiempo de leer cada una de las cosas que pusiste y redactar con mayor detalle y de forma muy descriptiva como te imaginas el lograr eso que escribiste. Por ejemplo, si pusiste que quieres ir a Nueva York, escribe como te imaginas viviendo ese momento, como es estar llegando en el avión al aeropuerto, como se ve la ciudad desde el cielo, como es recorrer la ciudad en el taxi, llegar al hotel, caminar por Central Park, subir a la estatua de la libertad, pasear por los lugares más famosos de Nueva York, vivirlo. Esto no es magia ni brujería, tiene su explicación científica que prometo compartir en próximos post.

Si haces en serio este ejercicio, que te llevará unos 15 o 20 minutos la primer parte, y tal vez 2 o 3 horas el escribir con detalle cada meta, créeme que terminarás muy motivado y con una visión positiva de tu futuro, listo para poner manos a la obra.

Inténtalo, no hay nada más gratificante que volver a revisar tus planes 3 o 4 años después y darte cuenta que la mayoría de las cosas que escribiste, hoy son una realidad.

Exito!

JEGA

Comments are closed.