Vía Coaching - Coaching personal y de negocios (833) 215-2625 / 044 (833) 175-7371

contacto@viacoaching.com.mx

4 Razones por las que eres malo ahorrando

21 mayo 2014

Comentarios:

0
 mayo 21, 2014
 0
96389822

lifehack

 

 

 

Para hacerle frente a la preocupación sobre tus malos hábitos de ahorro, es necesario averiguar primero si eres realmente malo para ahorrar  o si otras cuestiones entran en juego. Si respondes afirmativamente a las siguientes preguntas, entonces hay una gran posibilidad de que seas tú el del problema :

• ¿Alguna vez has experimentado sentimiento de culpa cuando gastas dinero en algo que no se considera una necesidad?

• ¿Tu estado de cuenta de ahorros o de cheques incluyen retiros frecuentes?

• ¿Crees que tu cartera es un agujero negro que absorbe mágicamente tu dinero y te deja sin nada?

Si asentiste con  la cabeza y dijiste sí a todas estas preguntas, entonces podrías ser malo para ahorrar.

Sin embargo, no estás solo. Una gran cantidad de personas es bastante laxa con sus finanzas. La mayoría aún no está lo suficientemente preocupados por la administración de su dinero. Nadie quiere oír hablar de las inversiones o la bolsa de valores. Lo que todo mundo quiere es esforzarse trabajando y  destinar lo que  se gana en fiesta y diversión, sin considerar que es esforzándose ahorrando y destinando lo que se ahorra en inversión   lo  que en realidad es la clave  para alcanzar la libertad financiera.

Como resultado, terminas quebrado, débil y amargado cuando llegas a viejo. Simplemente no pudiste  separar dinero para para invertirlo en tu fondo de retiro porque no estabas en condiciones de adoptar el hábito de ahorrar con regularidad cuando eras más joven.

¿Pero exactamente por qué manejas mal ese dinero que te cuesta tanto ganar? Aquí hay cuatro razones que ayudarán a darte luz al tema:

1. Eres víctima de la inflación en tu estilo de vida

A medida que creces, ganas más experiencia  y obtienes más oportunidades para trabajar en tus habilidades laborales, así que te vuelves más propenso a genera mayores ingresos. Pero, en lugar de ahorrar más debido a la mayor afluencia de dinero, se tiende a gastar más. Por lo tanto, terminar teniendo una imagen de ti mismo como de un mal ahorrador.

Realidad :

La mayoría de nosotros pensamos que un incremento en los ingresos representa automáticamente un incremento de los gastos. Si bien esto puede ser cierto en algunos casos donde tenemos más responsabilidades, todo ese extra no necesita ser gastado imprudentemente.

Si recibiste un reembolso inesperado en los impuestos, un bono o un aumento de sueldo, no gastes todo. En su lugar, ahorra al menos un 20% y entonces permítete gastar el resto como desees .

2. Te sientes atraído por ese sentido de que el dinero = poder.

Las telenovelas, películas, e incluso las celebridades de la vida real y los políticos perpetúan la noción de que tener dinero significa tener el poder de controlar las situaciones y a las personas que te rodean.

Tú sabes que esto no es necesariamente cierto. Pero  cada vez que la gente admira tu ropa de marca y cada vez que la gente te trata muy bien mientras hace alarde de tu bolso de lujo, es difícil dejar de creer en la idea de que el dinero es poder.

Realidad:

El dinero ciertamente parece generarte el respeto de los demás. Pero piénsalo de esta manera: ¿Prefieres ser admirado por tu dinero, o ser respetado por quien eres como persona?

3. Pospones cosas

¿Por qué deberías tener un fondo de emergencia si no has sufrido ninguna emergencia aun?

¿Por qué debería invertir para su jubilación si no piensas retirarte aún?

¿Por qué debría obtener un seguro de vida si todavía estoy vivo?

Realidad :

Eres malo para ahorrar porque te gusta esperar y esperar y esperar. Sólo porque algo no ha sucedido, no significa que no va a pasar mañana. Usted puede empezar hoy cuando todo es manejable,  o puede empezar mañana cuando ya todo sea un desastre : es tu decisión .

4. Ves el ahorro como una tarea desagradable; no lo consideras una prioridad.

Ahorrar se asocia generalmente con ser tacaño o miserable, así que la mayoría de las personas no aprecian su importancia. En cambio, optan por ” vivir en el ahora ” y dar prioridad a la satisfacción inmediata.

Realidad :

Cada meta en la vida viene etiquetada con un precio. ¿Tiene sueños que le gustaría lograr en el futuro? Comprar una casa,  una carrera universitaria, comprar un coche, ir de vacaciones, todas ellas tienen un valor financiero correspondiente!

Sí, tiene sentido gastar en el presente. Pero también tiene un mayor sentido gastar en el futuro.

Ahora, ¿cómo puedes encontrar el dinero para gastar en el futuro?

Lo ahorras y posteriormente lo inviertes para obtenerlo.

Sí, puedes pasar de ser malo ahorrando, a ser un ahorrador asombroso . Todo lo que necesitas es un pequeño comienzo, y mucho compromiso.

Con información de Lifehack.org

 

 

Éxito

José Ernesto González

Coach

jose.ernesto@viacoaching.com.mx

 

 

 

Comments are closed.