Loading...

No tengo dinero para invertir!

8 septiembre, 2018


No tengo dinero para invertir es quizá uno de los mitos más arraigados en nuestra cultura. Y es que es lógico: la mayoría de las personas vivimos muy apretados, con ingresos muy limitados que tenemos que “estirar” para poder llegar a fin de mes.
Sin embargo, si podemos comprarnos unos chicles, o una cerveza al salir del trabajo, tenemos dinero para invertir. Siempre podemos encontrar en el bolsillo veinte, cincuenta o cien pesitos al mes. Cantidad más que suficiente para empezar.

 

¿Cómo Empezar Si No Tengo Dinero para Invertir?

Hoy en día en México todas las personas podemos tener acceso a invertir en los mercados financieros, a los mismos instrumentos que los grandes inversionistas, con tan solo 100 pesos.
Sí, no me faltaron ceros. 100 pesos es todo lo que se necesita para tener acceso a invertir en Instrumentos de Deuda, en algunos Fondos de Inversión e incluso comprar directamente acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.
¿Dónde se puede comenzar con esa cantidad tan pequeña?

1. CetesDirecto – el monto mínimo para abrir una cuenta es de 100 pesos al mes, y tenemos acceso a todos los instrumentos de deuda que emite el Gobierno Federal para financiarse: desde Cetes a 28 días hasta Bonos a 30 años con tasa fija. Efectivamente: todos esos instrumentos que antes estaban reservados sólo a los grandes inversionistas.

2. Kuspit – esta es una casa de bolsa en línea, autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y debidamente regulada, que acaba de iniciar operaciones y que acepta inversiones a partir de tan sólo 100 pesos. Tenemos acceso a comprar acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, y a algunos fondos de inversión operados por Scotiabank. Kuspit también nos da acceso a instrumentos de deuda, pero por lo general obtendremos rendimientos menores que al operar a través de CetesDirecto, porque todas las casas de bolsa cobran un costo por intermediación (y CetesDirecto no cobra comisiones).

3. Ahorro voluntario en nuestra Afore – tanto aportaciones complementarias para nuestro retiro, deducibles de impuestos, hasta ahorro para otros objetivos (depende de cada Afore).

No tengo dinero para invertir ya no es un pretexto. Lo único que hace falta es un poco de voluntad nuestra por empezar, y por aprender.

 

Con información de www.dinerojoven.com

 

Éxito

Ernesto González

Coach