Loading...

Magos y Equilibristas.

8 septiembre, 2018


 ! Hola a todos ¡

Y aquí sigo, tratando de conectar contigo.

 

¿Apoco no te encantaría mantener tu vida siempre en equilibrio?

 

¿Y si no puedes hacerlo, por lo menos  ser una especie de mago que tan solo con desearlo arregle todos los problemas de tu vida?

 

Pues a mí… si me gustaría.

 

Cada vez que escribo en este blog me hace sentir muy bien.   Se ha hecho algo adictivo que he pensado que mi propósito se ha vuelto   egoísta.

 Aun así, al final creo que lo que me da felicidad es saber que comparto algo,  puede ser bueno o no, interesante o no, divertido o no.    Quizá deje un enojo o una sonrisa, una preocupación o un total desinterés,  realmente deje de pensar en eso.   Solo sé que me hace feliz.

En esta ocasión quiero que piensen un momento en todas aquellas veces  que hemos tenido que arreglar algún desperfecto,  no solamente físico, como algo descompuesto en la casa o en el trabajo.

Más bien, pensar en todo eso pendiente que queremos hacer y que al pasar el tiempo  se convierte en algo que “debemos” hacer.

Y todo se complica.

Y si lo hemos dejamos pendiente por desidia, es porque no nos gusta, no nos agrada y hasta nos enoja, o simplemente nos engañamos diciéndonos que queremos  hacerlo por presión social o familiar.

Cuando éramos  estudiantes, eso mismo pasaba con las tareas.

“Teníamos”que hacerlas porque si no, nos iba mal con la maestra o con nuestros padres.

“Debíamos” hacerla porque suponía un avance en nuestro intelecto.

Y al final del día, después de postergarla lo más que podíamos, terminábamos haciéndola a la carrera, sin concentración y cansados…  pero haciéndola.

Eso mismo pasa cuando postergamos las cosas que debemos y queremos hacer algún día.

Llegará el momento en que se nos acaben los pretextos y queramos convertirnos en magos extraordinarios que hacen que sucedan las cosas por gracia divina,  o en equilibristas habilidosos que sepan manejar cualquier situación.

Y como no va a llegar ese día fabuloso…

…aquí te dejo algunos consejos que a mí me han funcionado, claro, después de muchos descalabros…

  • Desacelera tu mente,  pensar rápido y atropelladamente no te beneficia en nada.   Es mejor pensar bien,  ordenado y conciso.

  • Conéctate con tus emociones,  no las limites.  Déjalas fluir y aprenderás a superarlas y utilizarlas mejor.

  • Escucha más de lo que hablas.   En la mayoría de las ocasiones, el silencio es el mejor de los consejeros.

  • No te preocupes  por lo que haces o no haces.   De todas maneras el tiempo pasará sin que puedas hacer nada al respecto.  Mejor ocúpate en aprovecharlo.

  • Usa tus miedos a tu favor,  enfréntalos y aprende.  Edúcate y avanza.

Te aseguro que serás el perfecto equilibrista de tu vida y un mago maravilloso creador de tu propio futuro.

Gracias por leerme.

Nos vemos en el proximo post.

Busca siempre tu equilibrio… vale la pena.

MOTIVATE Y ACTUA